Los mobile home que ofrecemos en vayacaravana son casas móviles. Es decir, un tipo de vivienda industrializada, autoportante y monologue equipada con un chasis fabricado al 100% en acero galvanizado que incorpora la lanza para poder ser arrastrada y ruedas neumáticas que la hacen 100% transportable.  Por este motivo, no necesitan ningún tipo de obra para su instalación: ni cimentaciones, ni enclavamiento alguno de obra civil. De este modo, este tipo de vivienda reúne todas las características de lo conocido por un “bien mueble”.  No obstante, pese a no necesitar licencia de obra, antes de instalarlo aconsejamos la consulta al Ayuntamiento del lugar donde se ubicará la casa móvil por si existiera algún tipo de requisito suplementario.

Las casas prefabricadas son construcciones fijas, ancladas al suelo, que requieren de una cimentación previa así como  de una licencia para su construcción y ubicación  por lo que también han de cumplir con los requisitos de la Ley de ordenación de Edificios (LOE) y del Código Técnico de Edificación (CTE). Es decir, necesitan los mismos permisos y licencias requeridos para una vivienda convencional, incluyendo el de obras. Esto tiene como principal consecuencia que este tipo de casas sólo pueden ser ubicadas en terrenos urbanizables aunque siempre depende de las normas urbanísticas de cada municipio.

 

Los mobile homes salen completamente terminados de fábrica, listos para su instalación. Su montaje no suele extenderse más de un día y viene completamente equipado y preparado para disfrutar de él.

Las casas prefabricadas son viviendas cuyas secciones son fabricadas previamente y trasladadas a su ubicación final para su posterior ensamblaje. La duración de su montaje varía según las características de la vivienda y puede durar varios días o semanas. A la hora de elegir este tipo de construcción es importante tener en cuenta que durante ese período el ruido y el trasiego de materiales pueden ser algunas de las consecuencias, algo especialmente negativo para los campings cuyos clientes podrán ver perjudicado su descanso.

El mobile-home conserva un valor residual elevado, que se traduce en la facilidad de venderlo si decidimos cambiar o renovar nuestra vivienda. Además gracias a sus elementos de rodadura incorporados, podremos transportarla si tenemos que cambiar de ciudad, lo que nos otorga una libertad de actuación total.

Las casas que son prefabricadas,  al tener una estructura anclada al suelo son difícilmente desmontables para su traslado y, en consecuencia, difíciles de vender o modificar si deseamos cambiar nuestra vivienda de ubicación.

 

¿Tienes dudas sobre mobil homes? ¿Quieres buscar la que mejor se adapta a tí? Solicita más información o contacta con nosotros a través del siguiente formulario, estaremos encantados de ayudarte.